Ensalada de quínoa, arvejas y tocino crocante


La quínoa es un producto que actualmente no deja de estar en boca de todos, a pesar de que es una semilla muchos la denominan un pseudo cereal, debido a las grandes propiedades que esta tiene que la hace acercarse mucho a la familia de los cereales. Además de tener muchas propiedades nutritivas la quínoa es rica y muy versátil, puede entrar como ingrediente en una hamburguesa, un risotto, una tortilla o un salteado, esta vez la incorpore sin pensarlo dos veces a una exquisita preparación fría.

  • Para 4 personas.

  • Elaboración: 30 minutos.

Ingredientes:

½ taza de tocino cortado en cubos.

1 taza de quínoa.

1 ½ tazas de arvejas cocidas.

½ taza de hojas de cilantro.

1 taza de brotes de alfalfa.

3 cdas de aceite de oliva.

2 cdas de jugo de limón.

1 cdita de merquén.

Pimienta negra molida.

Sal.

Preparación:

1. Calentar una sartén a fuego medio, añadir el tocino y dorar hasta que esté crocante (no es necesario utilizar aceite), retirar del fuego y dejar reposar sobre papel absorbente.

2. En un colador fino o sedaso, lavar la quínoa hasta que el agua que ésta bote salga completamente transparente. En una olla, con abundante agua hirviendo, cocer la quínoa durante 15 minutos o hasta que esté transparente, retirar del fuego, colar y reservar.

3. En una ensaladera añadir el tocino, la quínoa, las arvejas, las hojas de cilantro y los brotes de alfalfa, aliñar con aceite, limón, merquén, sal y pimienta. Servir de inmediato.

#ensaladas #quínoa #verano #saludable #consciente #verduras #rápido