Pollo napolitano

Tomate, orégano y queso, ¿Cómo podríamos bautizar a la mezcla? Napolitano, así de original nació el nombre de esta receta, no se me ocurrió otro y supuse que con la mezcla de ingredientes lo más obvio sería nombrarla así. Independiente de mi creatividad negativa para nombrar a mi receta, debo decir que la mezcla quedo mortal, sobre todo porque el tomate, la salsa y el queso le dan al pollo esa humedad que es difícil de lograr y que muchas veces me hace no elegirlo como la proteína de mis recetas, les dejo más detalles para que se motiven con esta delicia napolitana.

  • Para 4 personas

  • Elaboración 45 minutos

Ingredientes:

2 pechugas de pollo cortadas en mitades.

1 diente de ajo picado fino.

2 cucharadas de aceite de oliva.

1 cucharada de orégano fresco.

1 tomate cortado en cubos.

4 cucharadas de salsa de tomate.

1 taza de queso mozarella cortado en cubitos.

Sal y pimienta.

Preparación:

1. Pre calentar el horno a 180°C.

2. En una fuente para horno, agregar el aceite de oliva, el ajo, el orégano y el tomate. Mezclar con una cuchara y dejar reposar durante 5 minutos. Incorporar el pollo, condimentar con sal y pimienta y dejar reposar durante 10 minutos.

3. Añadir una cucharada de salsa de tomate sobre cada trozo de pollo, luego agregar la mozarella.

4. Llevar al horno a 180°C o temperatura media alta, durante 40 minutos. Retirar del horno y servir de inmediato.